A propósito de la reválida: ¿Cómo se accede a la universidad en otros sistemas educativos?

La llamada “reválida” se ha aplazado, pero sin duda su discusión ha sentado precedentes para comenzar a hablar de los pro y los contra del sistema actual de ingreso a la universidad.
 
La LOMCE establecía que este año, el primero de su aplicación, quienes aprobaran 2º de Bachillerato lograrían el título aunque no aprobaran la reválida. Pero no sucedería así a partir de 2018, en la que la prueba sería vinculante. Tras el aplazamiento sin fecha de su implementación,  las pruebas de reválida se desprenden de su valor determinante,   convirtiéndose en un examen de diagnóstico en la ESO y una prueba de acceso a la Universidad para aquellos estudiantes que quieran ser universitarios, con leves modificaciones. Los estudiantes se examinan de los dos cursos de Bachillerato y la nota se ponderará en una 40% sobre la nota final de acceso.
La polémica producida en España respecto de las modificaciones al sistema de ingreso a la educación superior, es una buena oportunidad para conocer cómo se accede a la universidad en otros países de la zona euro y en Norteamérica.
 
La llamada “reválida” se ha aplazado, pero sin duda su discusión ha sentado precedentes para comenzar a hablar de los pro y los contra del sistema actual de ingreso a la universidad.
 
Esto plantea un futuro cambio de escenario tanto para la docencia en el bachillerato como para el sistema de campañas de matriculación de alumnos, ya que, de darse el cambio al nuevo sistema de acceso a las universidades, requeriría un replanteamiento de los planes de captación de alumnos que en este caso optaría a un pool enorme de universidades.
 
Europa: Educación superior más allá de las universidades

  • En los países de la zona euro, tradicionalmente el sector de la enseñanza superior se compone de universidades y de otras instituciones no universitarias, cuya oferta está mucho íntimamente relacionada con las demandas del mercado laboral, es de duración más corta y contiene elevados períodos de prácticas en empresas e industrias.
  • En Europa, la condición mínima para el acceso a la enseñanza superior es disponer de un diploma de enseñanza secundaria general superior, equivalente al bachillerato.
  • En la mayor parte de países europeos los dos principales mecanismos de acceso a la universidad se dan en 2 momentos: en el acceso a la enseñanza secundaria superior o de segundo ciclo (el bachillerato) y, aún con mucha mayor fuerza, en la obtención del título de bachiller.
  • Esto implica mayores tasas de acceso a la universidad: Italia, Francia, los Países Bajos (sobre el 40% de los egresados de bachillerato). En Estados Unidos y Canadá esta cifra supera el 60%.
  • En 23 países de la zona euro el acceso a la universidad es universal si se tiene un título de Bachiller: sólo hay pruebas adicionales en España, Irlanda, Portugal, Grecia y el Reino Unido.
  • En los exámenes para obtener el título de bachillerato, además de las pruebas escritas hay también pruebas orales, en el terreno de los idiomas extranjeros y de la expresión oral en la propia lengua.

 
Por país:
 
Alemania: Los alumnos se enfrentan a su primera prueba a los 12 años que se aplica entre el segundo semestre de 5º de primaria y el primero de 6º. Si logran pasar esa prueba, se les otorga un certificado que les permite acceder a los estudios de 7º curso con vocación ya de bachillerato. La segunda prueba es a los 15 años (10º curso). El resultado de estas dos pruebas les da derecho a preparar el examen de selectividad que se aplica en el 12ª curso (17 años).
 
Bélgica: A los alumnos en este país se les aplican tres pruebas. La primera, al finalizar la primaria aplicada por los profesores, a diferencia de España que el examen de final de primaria lo aplica una comisión externa. El segundo examen se aplica  para pasar de secundaria a bachillerato y una última, que permite el acceso a la universidad.
 
Finlandia: Adalid de la educación mundial, su sistema no contempla un examen al acabar la educación secundaria. Sí se les aplica a los alumnos un examen al final de bachillerato, requisito para poder obtener el título y acceder a la universidad.
 
Suecia: Tras acabar la enseñanza secundaria no hay reválida, aunque los alumnos tienen que aprobar inglés, sueco y matemáticas para acceder al bachillerato. Tampoco hay examen de reválida al final del bachillerato ya que son las universidades las que condicionan el acceso al centro.
 
Francia: Aquí manda la nota. Existen unas notas mínimas para pasar de un nivel a otro. No se realizan reválidas y la selección se lleva a cabo a través de notas semanales y/o mensuales. Para pasar de bachillerato a la universidad los alumnos pueden presentar su inscripción; pero son las universidades las que deciden en función de sus notas y procedencia geográfica del alumno.
 
Estados Unidos: Durante el penúltimo año del instituto los alumnos hacen un examen estándar que se llama ACT  o -dependiendo del estado- también realizan el SAT. Las universidades tienen en cuenta en las solicitudes el promedio de las notas del instituto y el resultado de la puntuación del ACT, solicitud que se envía al comienzo del último año en el instituto. También suelen pedir una carta de presentación y de recomendación. Como en EE.UU. no se decide qué estudiar hasta el segundo o tercer año de la universidad,  los alumnos no eligen un programa o una carrera en sí, sino que eligen primero la universidad, donde luego se decidirá la especialización.
 
Canadá: No existe un examen único para ser aceptado en una universidad en Canadá. Cada institución establece sus propios estándares y se toman en cuenta las calificaciones. Cabe destacar que en este país se valora la evaluación continua y se toman en cuenta las evaluaciones de los alumnos a lo largo de toda su vida escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.