Cuatro acciones de marketing que tu institución educativa no puede dejar pasar

Para quienes trabajan o administran una institución educativa el mes de mayo está marcado con rojo en el calendario pues es clave en la captación de matrículas. Los alumnos o en el caso de instituciones escolares, sus familias, evalúan realmente en este mes las verdaderas posibilidades de acceder a un centro de formación ya sea por cambio o por acceso por primera vez. Sea cual sea la razón, una estrategia de marketing educativo estudiada y aplicada de la mano de herramientas de inteligencia comercial, trazarán el camino directo al éxito.

Como no hay tiempo que perder, nos centramos en cuatro acciones de marketing concretas que tu institución debe considerar para tener resultados favorables. Ánimo, todavía estás a tiempo y bien diseñadas y con recursos limitados, pueden reportar importantes beneficios.

Medios para mi mensaje

Te planteamos cuatro acciones pero es tu equipo quien, en base a las verdaderas necesidades y retos de tu institución, debe elegir las campañas que más se ajusten. Siempre basándose en el público objetivo y en los resultados a medio y corto plazo que el centro formativo desea obtener.

 

Campaña en transporte público como Metro o bus

Debemos definir muy bien la pieza a publicitar. Tener en cuenta para qué la creamos ¿qué buscamos? ¿Qué producto promociona y con qué imagen vamos a vincularlo a nuestro centro? ¿En qué estaciones es más probable que transiten mis alumnos? En toda pieza de metro es necesario un “Stopping power”, es decir, una pieza publicitaria que consiga un alto impacto visual en el público, que haga detenerse y dedicarle unos minutos a la lectura.

Para que impacte, la imagen debe ser provocadora, acompañada de un slogan potente, que destaque las bondades del producto o de la marca según la estrategia aplicada: branding o producto. El logo de la institución debe destacar y ser el protagonista de la información. Suele tener mejor impacto si se pone arriba o abajo, nunca en el medio de la pieza. En otro lugar visible debe aparecer claramente el teléfono de la institución. Una vez conseguido el impacto, debemos tener muy claro hacia dónde vamos a llevar al potencial alumno interesado. Debemos tener claro cuál será el siguiente paso.

 

Campaña enRadio

Si el target coincide con una campaña en radio y abre posibilidades de llegar a más interesados, entonces lo primero que hay que hacer es pensar qué emisoras se acercan a nuestro público objetivo y entre qué fechas y horarios la campaña podría tener un mayor impacto. El trabajo no queda allí ya que es necesario seguir segmentando porque nuestro público podría tener unas características demasiado generales ¿son adolescentes o es un público adulto que busca formación continua?). Se debe tener en cuenta el presupuesto que disponemos para la acción en radio y contemplar todos los costes involucrados; por ejemplo, en la grabación de una cuña publicitaria entran en juego creativos, locutores, estudios de grabación, postproducción de sonido, etc. Nuestra cuña debe ser potente y nuestra marca debe quedar clara.

 

Campaña en Google

Una campaña de captación en Google Adwords necesita definir objetivos de leads en base al objetivo de matrículas. Se debe tener clara la diferencia entre SEM (anuncios) y SEO (tráfico natural a la web de nuestra institución). A la hora de trabajar el SEM se deben buscar palabras claves y términos de búsqueda, pensar en cómo buscaría el cliente nuestro producto.

El trabajo del SEO se dirige tanto hacia el interior como al exterior de nuestra web. El presupuesto dependerá de nuestra estrategia. Para esto es necesario nuevamente, tener claros nuestros fines: ¿quiero llegar a todo el mundo o exactamente a nuestro público objetivo? En ambos casos, tanto en SEM como el SEO es imprescindible una correcta segmentación: tener en cuenta nuestro target, su edad y ubicación.

 

Campaña en Facebook

Imposible no estar presentes a través de Facebook Ads, en fechas estratégicas de la campaña. Sin embargo se deben tener en cuenta sus limitaciones: es una herramienta enfocada a la notoriedad y conocimiento, más que a la captación. La clave es la segmentación, que dependerá del target al que queramos llegar. Facebook permite segmentar bastante, por lo que todo el esfuerzo y la creatividad lo debemos poner en un texto llamativo y en buscar una imagen potente.

Utilizando al máximo estas estrategias de marketing educativo, juntas o por separado, lo importante además del mensaje a transmitir y el momento en el que se difunde, es tener claro qué se hace con esa información después. Las entidades educativas tienen con la información recabada el reto de utilizar la inteligencia comercial en sus procesos de marketing a través de la automatización y aplicación de variables educativas a las acciones de captación.

 

Artículos relacionados

Menos de 20 días para AULA: 5 sencillos consejos para preparar una buena estrategia

Business intelligence en el proceso comercial en tu centro educativo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.