El patio, como una extensión del aula

La hora del recreo tiene muchos beneficios, permite descargar energía, jugar, oxigenar el cerebro, hacer una pausa y descansar.. Pero ¿por qué quedarse ahí? ¿Por qué no aprovechar el patio como una extensión del aula?
Michael Bennett, profesor de Primaria, a quien entrevistamos hace unos días, se dio cuenta un día de que lo patios escolares podrían transformarse en un lugar estimulante, de exploración y descubrimiento, un lugar donde aprender jugando.
mike mike2
Desde una perspectiva transversal, y yendo un paso más allá de embellecer el patio con dibujos, este profesor de Primaria de un colegio madrileño, diseña retos para sus alumnos que incluyen este espacio. Estas experiencias de aprendizaje "al aire libre" resultan tremendamente motivadoras y emocionantes, tanto es así que Mike recomienda a quienes quieran seguir su ejemplo, el saber canalizar bien esa energía que genera en los alumnos. Nos cuenta la experiencia y comparte sus actividades en su blog "Flipped Playground".
Puedes escuchar la entrevista aquí:
Johanna Pérez Strand
@johannapstrand

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.