¿Está tu institución educativa preparada para AULA?

Para la mayoría de las instituciones de educación en España, AULA  (el Salón internacional del estudiante y la oferta educativa) es el punto de arranque de la campaña de captación en el año. Sin embargo no se trata de correr una carrera a ciegas perdiendo de vista el objetivo final. Los altos costes que invierte un centro educativo cuando participa en una feria, obligan a diseñar previamente una estrategia pensada para el éxito, con objetivos reales, mensajes bien definidos y con un plan claro que contemple pasos a seguir después de la captación de datos.

Parece mucho trabajo, pero la buena noticia es que aún estamos a tiempo de redefinir esta estrategia de marketing educativo en las siguientes semanas,  si se consideran  estos consejos.

6 Consejos para preparar AULA 2019

Actuar con premura:  Es importante que en la estrategia pre-feria tengamos claro qué vamos a contar, a quién se lo vamos a contar, quién lo contará  o cómo lo vamos a contar. Para responder a estas preguntas,  se debe identificar previamente cuál va a ser nuestro target y con qué mensaje vamos a llegar a éste en los días de la feria. Una vez definido, hay que poner el foco en elegir a los portavoces adecuados para transmitir nuestro mensaje: definir por ejemplo  si van a ser alumnos, profesores, personal de admisión o personal de venta.

-Evaluar el impacto de nuestros materiales. La mayoría de los centros gasta grandes cantidades de dinero en imprimir una tirada muy alta de folletos que valen tanto para AULA como para el resto del año. Esto puede ser un error, considerando que un mensaje muy generalizado puede no tener efecto en una feria con tanta competencia como AULA. Imprimir una tirada corta de folletos con un mensaje muy directo y con una información precisa de cara a AULA, puede ayudar a que el mensaje que queramos trasladar tenga más efectividad y nuestro folleto no termine en la basura.

-Trazar un objetivo para la feria. Elegir entre un objetivo de notoriedad o de ventas. El centro puede tener un objetivo de notoriedad en AULA como hacer una acción potente que por lo general signifique invertir mucho dinero, o tener un objetivo de venta. Si enfocamos la feria de cara a la venta, es imprescindible que todos los contactos que se recojan sigan una estrategia comercial.  Debe existir una segmentación en la recogida de datos: establecer previamente qué datos se van a recoger, cómo se van a recoger y para qué se van recoger. El paso siguiente es hacer una buena segmentación y detectar a las personas que  han entregado sus datos con un verdadero interés comercial de las que no.

-¿Fichas o tablets? Los datos que se recojan en AULA  tienen mucho que ver con la acción comercial que vamos a hacer después. Se debe diseñar la ficha de recogida de datos en base a la acción siguiente que se quiera realizar: Si el siguiente paso es una llamada telefónica, obviamente hay que recoger el teléfono. Si el paso siguiente a AULA es un envío de mail, se deben restringir los campos a solicitar. En este punto es importante el soporte: Saber evaluar por ejemplo con qué tecnología vamos a hacer la recogida y evaluar los pro y contra de cada una de ellas. Por ejemplo, las fichas a mano  dan la posibilidad de captar más datos a la vez, pero exigen traspasarlos a un soporte. La recogida con dispositivos evita errores de interpretación de la escritura, pero depende de la conectividad de la feria y sólo permite recoger datos persona por persona.

-Seguimiento. Evitar el “concurso de fichas”.  No gana el centro que más fichas recoja en AULA sino el que consiga una base de datos de mayor calidad. Para esto es fundamental pensar previamente qué va a hacer el centro con los datos recopilados al día siguiente de AULA.

-Medir los resultados. La medición en calidad y cantidad de los datos obtenidos es fundamental  para saber si es rentable o no la feria. Preguntarse qué capacidad de conversión ha tenido el centro en la feria es un buen ejercicio de cara a tener en cuenta para futuras participaciones.  

Quedan semanas para AULA pero con estos consejos podremos rentabilizar nuestra presencia en esta feria usando el sentido común, el racionamiento de recursos, que nos conducirá sin duda a un seguimiento adecuado e inteligente de los resultados obtenidos.