Metodologías activas de aprendizaje

La metodología es un recurso concreto para llevar a cabo una serie de técnicas de investigación o de trabajo, que sirven como herramienta para analizar una realidad determinada.

Las metodologías activas se basan en la teoría de Piaget, ya que explican cómo se forman los conocimientos. El desarrollo cognitivo es una reorganización progresiva de los procesos mentales, como resultado de la maduración biológica y la experiencia ambiental. Con otras palabras, los niños, primero, construyen una comprensión del mundo que les rodea para después poder experimentan discrepancias entre lo que ya saben y lo que descubren en su entorno.

Lee-FlickR-Margot-the-light-e1422905565532

Con la metodología activa se pretende conseguir que los alumnos se conviertan en los responsables de su propio aprendizaje, desarrollando habilidades de búsqueda, selección, análisis y evaluación de la información.

Para ello, debemos establecer objetivos, tener claro que el rol del individuo es activo y adquiere mayor responsabilidad en su proceso de aprendizaje y tener claro que el rol del profesional de la enseñanza es guiar, motivar, ayudar, facilitar y dar herramientas a los individuos.

La metodología activa y participativa tiene un carácter lúdico, ya que el aprendizaje se impulsa a través del juego;  un carácter interactivo, ya que se dialoga y se discute con el objetivo de que se confronten ideas; y un carácter creativo y flexible, ya que no existe un modelo rígido.

Existen muchos tipos de metodologías activas aplicadas en las aulas, desde la etapa de Infantil hasta la Universitaria, como por ejemplo el caso de la Universidad Europea donde trabajan diferentes metodologías activas, desde la incorporación del Aprendizaje Basado en Problemas (ABP) en la enseñanza de asignaturas de Auditoría de los estados contables; Aprendizaje-Servicio en el empleo de flipped conferencies; LÛDUS-LEX para aprender derecho lúdicamente y la Metodología del puzzle, de la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación.

PlayMaker-6-700x466

En Estados Unidos se inaugura en 2012 la escuela PlayMaker,  con un modelo de metodología activa centrado en los intereses individuales, siendo así un colegio personalizado con un enfoque holístico que permite que los estudiantes exploren de manera creativa e innovadora distintas disciplinas y sean ellos los que determinen cuáles son los conocimientos más importantes, según sus gustos y habilidades por explorar. Además en esta escuela cuentan con espacios diseñados especialmente para favorecer que su metodología se cumpla.

Y vosotros ¿utilizáis algún tipo de metodología activa en vuestro aula?

@olgamargon

innovaespacios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.