Design for Change, taller Lab I Can

En marzo 2016, participé en “Lab I Can“, organizado por Fundación Telefónica y liderado por Design for Change.

Estos Labs son talleres de día y medio de duración para practicar el Design Thinking, una metodología que proviene del mundo del Diseño y que aplicado a las aulas permite desarrollar la creatividad.

El objetivo es familiarizar a los docentes con esta metodología para que puedan utilizarla con sus alumnos y llevar a cabo proyectos en los cuales los niños tomen la iniciativa y hagan por cambiar algo del mundo que les rodea.

A lo largo de la formación, muy práctica y enriquecedora, se llega a conocer el origen de esta iniciativa, ejemplos inspiradores, y cada una de las etapas de la metodología.

innovaespacios

La primera de estas etapas se llama “siente” y anima a los participantes a ser más conscientes de lo que les rodea y a detectar qué cosas se podrían mejorar. Aquí se trata de describir hechos.

La segunda se llama “imagina” y es donde empieza una tormenta de ideas para proponer soluciones, dejando las ideas surgir, sin juzgar, ya que en esta etapa es más importante la cantidad que la calidad. De la solución más interesante, se hace un prototipo y se pone a prueba y se realizan ajustes.

Después viene la fase de “actúa” en la que se lleva a la práctica. Tras la práctica, se lleva a cabo la fase clave de evaluación, que en este caso se llama “evolúa”, una interesante palabra que surge de la unión entre evalúa y evolúa.

Finalmente, como ahora veremos, se trata de contagiar a los demás de este espíritu emprendedor, por lo que la última fase “comparte” consiste en dar a conocer y compartir la experiencia.

El origen de este movimiento internacional se encuentra en la diseñadora India Kiran bir Seth.

Esta metodología cambia los roles y permite que los alumnos se conviertan en agentes activos de cambio, proponiendo ideas de emprendimiento social para mejorar sus entornos.

Curiosamente, las paredes del lugar donde hicimos el taller, el TeamLabs de Madrid, estaba lleno de interrogantes sobre cómo transformar el espacio en un lugar de aprendizaje.

Johanna P. Strand

 innovaespacios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.